logo assessoria joan esteve
Nosaltres
Novetats
Links
Videotutorials
Àrea de clients
 

Nosaltres:

Assessoria Joan Esteve és un despatx professional fundat per Joan Esteve Sangés amb una trajectòworking day in office.ria professional en serveis comptables i fiscals. Actualment, és una empresa familiar de segona generació amb 17 anys d'experiència com a despatx obert, oferint serveis integrals d’assessorament i gestió empresarial a clients de tota la província.

 

L’actual ubicació, al cèntric Carrer Muralla, 10 de Torredembarra, va ser inaugurada el 21 de Febrer del 2000, atenent les necessitats creixents i canviants del sector empresarial. L’evolució del context econòmic ens va portar a ampliar la nostra oferta de serveis, des de l’àrea fiscal i comptable cap a noves branques: laboral, y jurídica per tal de cobrir totes les necessitats de les empreses actuals de manera integral.

 

La creixent complexitat de les normes que regulen la gestió empresarial fan imprescindible l’especialització, la formació constant i el treball en equip amb els millors professionals, dins i fora l’empresa.

 

s

Que puedo deducir si me compro un vehículo?

Esta suele ser una de las preguntes más recurrentes entre los Autónomos, incluso la respuesta a esta pregunta puede resultar definitiva en el momento de tomar la decisión de adquirir un nuevo vehículo para la actividad económica.

En primer lugar hay que diferenciar que diferenciar la deducción en función de a que impuestos afecta, ya que se produce a dos niveles, a nivel de IVA y, por supuesto, a nivel de IRPF; primero empecemos con la deducción de IVA, Agencia Tributaria acepta la deducción del 100% del IVA en la compra de un vehículo, solamente, en determinadas actividades económicas vinculadas al transporte tanto de viajeros como de mercaderías, Autoescuelas y actividades comerciales si se puede justificar que son necesarios los desplazamientos por carretera (cuestión que puede originar dudas).

Para más concreción Hacienda acepta la deducción del 100% del IVA soportado en la adquisición de un vehículo en los supuestos de turismos utilizados en los desplazamientos profesionales de los representantes o agentes comerciales, vehículos para la prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación, como pueden ser los taxis, los que prestan servicios de enseñanza a conductores mediante contraprestación, por ejemplo Autoescuelas, utilitarios usados para pruebas, ensayos, demostraciones o promoción de ventas y los vehículos usados en servicios de vigilancia y seguridad.

Si puede demostrar fehacientemente cualquiera de estas situaciones, puede beneficiarse de este ahorro fiscal, en caso contrario, no es nada aconsejable que se la juegue, y menos teniendo en cuenta el nivel de control que y el alcance de información de la Administración Tributaria Estatal.

Para el resto de las actividades y circunstancias se podrá aplicar el 50% de deducción del IVA soportado, pero atención!!!! Hay que demostrar que el uso del vehículo está relacionado directa y exclusivamente con el autónomo, como se consigue esto? .… en primer lugar, y de forma imprescindible rotular el vehículo, pero con ello no basta es aconsejable, tener algún registro donde que pueda servir como justificante de los desplazamientos por cuestión de la actividad económica, por ejemplo una agenda y que esta guarde relación con la ubicación de nuestros clientes o proyectos, en definitiva que se puedan justificar los desplazamientos documentalmente…

Cabe mencionar como excepción importante que Hacienda establece que no es posible deducirse el IVA de la compra de un coche usado si este se compra a un empresario revendedor sujeto al Régimen Especial de bienes usados. Aunque hay excepciones, como el caso de los coches de leasing y del alquiler o renting.

Bién, todo este peñazo solamente para el tema del IVA, todavía no he comentado la deducción de IRPF, que se aplica con la amortización (o sea que no se deduce todo el primer año, salvo si se puede aplicar amortizaciones aceleradas, pero ahora no voy a complicar más el tema), en el supuesto del IRPF el criterio de Agencia Tributaria es bastante más restrictivo, para ser benévolos, en resumen para poder deducir como gasto la adquisición de un vehículo el Autónomo tiene que poder demostrar documentalmente y fehacientemente que este vehículo está vinculado a la actividad económica, casi con dedicación exclusiva el Reglamento del IRPF es así de “estrecho”, no considera afectados los vehículos que se utilicen simultáneamente para actividades económicas y para necesidades privadas, salvo que la utilización para estas últimas sea “accesoria y notoriamente irrelevante” con lo cual, y en un resumen derrotista, para poder deducir como gasto en IRPF, la compra de un vehículo tiene que ser vehículos mixtos destinados al transporte de mercancías, transporte de viajeros, enseñanza de conductores, desplazamientos de agentes de comerciales o a los que son objeto de cesión de uso con habitualidad y onerosidad.

Cabe mencionar que hay que estar atento a las posibles novedades que se puedan ir desprendiendo de la jurisprudencia que parece que en breve pueda afectar a este criterio de Hacienda ya que Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que ha permitido que los contribuyentes se desgraven el 100% basándose en la normativa comunitaria y en sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), de momento es aconsejable seguir con el criterio descrito, pero hay que estar atento a posibles cambios.